Valgo madre mil...

jueves, 19 de febrero de 2009

Y si no puedo decirlo aqui ¿entonces donde?
No es posible que ni siquiera una mujer, sino únicamente el pensamiento acerca de una mujer, pueda sacudir mi recien creado mundo de esta manera; a la mierda, soy un desesperado necesitado que no se cansa de hacerse masturbaciones mentales, pero pues ya, a la mierda, no más chaquetas mentales. HE DICHO.
Let's go sargin'.

0 Comments: