Aun las quiero, si que si

sábado, 18 de abril de 2009

Otro viernes, otra clase de salsa, otro día que veo a la mujer que me trae loquito por ahorita, y otro sabado que me lanzo desvelado para la clase de japonés.

Ya tengo su teléfono, ella me lo pidio, jijiji (¿A huevo?); claro que no fue asi de: "Dame tu teléfono papito", pero opino que siempre es mejor que parezca algo natural ¿No? Y que no solo le pido su telefono para acosarla.

En fin, me trae todo apendejado, ayer hasta se me olvido pedirle mi cambio al taxista, y el maldito no me lo recordó (¡bastardo aprovechado!), en fin, me parece que esto esta ligeramente mal, claro que he olvidado mi cambio como mil ocho mil veces antes, pero que sea ¡Por andarle prestando atención a la mujer! Eso tal vez ya es demasiado.

Opinen o whatever.

Y si pueden pasen al blog de mi hermana, por que, pobrecilla ¡Nadie la pela! Con este acertijo. Yo opino que no mamar, pero pues bueno, a lo mejor ustedes lo ven re facil, y dicen: "Ay no mames Gabriel, si esta regalado". Whatever mil

0 Comments: