La travesia de un hombre solo

jueves, 30 de abril de 2009

He estado pensando en ponerle un nombre alternativo a este blog.
En vista de los recientes acontecimientos, se me ocurrió: la travesía de un hombre solitario.

Es algo duro no recibir la validación psicológica tan grande que es tener una pareja, y ademas ser un hombre seguro de si mismo, sabiendo que se puede vivir solo y ser auténticamente feliz. Pero hay que luchar por demostrárselo a la parte limitante de la mente día tras día, esa que hace excusas para todo, que generalmente son del tipo: “es que así no soy yo”.

Y gran parte del proceso que me llevo al hombre que soy ahora, esta plasmado en este blog, no así, las herramientas y procesos mentales que seguí; que no serian de gran ayuda para nadie, a menos claro que este dispuesto a enfrentarse a si mismo, revolucionar totalmente lo que conoce como: “su identidad”, reconociendo que aun no es la mejor persona que puede ser y dejar de ponerse excusas.

¿Que resulto de todo esto?

Antes estaba solo.
Aún sigo solo.
Antes yo sentía que no valdría nunca nada hasta que tuviera un doctorado, una casa, un carro, y una jugosa cuenta en el banco.
Antes era infeliz, pensé que solo alcanzando esas cosas seria feliz, y que para tener todas esas cosas me tomaría todavía algunos años más
Ahora se que no soy las cosas que tengo, no soy mi edad, no soy mi educación ¿Quién soy? Muy fácil, soy quien yo decido ser.
Y ahora estoy a gusto en mi piel, no necesito nada, la vida ha sido generosa conmigo, solo quiero ser el mejor hombre que puedo ser. Y luchar duramente día a día por convertirme en ese hombre.

Es un viaje que obviamente no requiere de ningún acompañante. Ayudaría mucho, por que al final, las personas que comparten su vida con nosotros siempre terminan influenciandonos, para bien o para mal. Y uno crece

1 Comment:

Regiogaysex said...

Pues no se como llegue a tu blog, pero ahora que lo lei esto, no se si sea que es viernes por la noche, yo tirado en la cama escuchando la cancion de Layla ( piano exit) que chingaos, me llegaron tus lineas..