Amo la fotografía

martes, 30 de junio de 2009


por la orilla, originalmente cargada por flux_.

Ahora que estuve lejos de esta ciudad
tuve sueños de lluvia
lluvia cayendo sobre concreto y acero...

No para de llover

Me gusta pensar que la lluvia que cae sobre mi ciudad es una lluvia especial.
La hace más misteriosa, más mia, más arisca...

Sigh

Perdí mi camara, solo era una point & shoot, era malísima para las fotos en interiores, y aun asi, yo amaba esa camara; era como una extensión de mi cuerpo, como un tercer ojo, ya había aprendido a usarla en su máxima expresión... Pronto me comprare una camara reflex, pero por ahora me siento como incompleto. Extraño mi camara, la extraño mucho, iba conmigo a todas partes...

3 Comments:

Espérame en Siberia said...

Primero: Qué hermosa foto. Sé que ese efecto de las luces se hace alterando algo del obturador. O algo así, ¿no?

Segundo: Creo que vivimos en la misma ciudad y no sé. Siempre he pensado que aquí nada más caen 3 gotas de lluvia y el tránsito de paraliza, la gente no sabe manejar (de por sí) y las calles son un caos.

Tercero: Qué pena lo de tu cámara. No imagino el dolor que puede causar su pérdida porque, como bien dices, se vuelven una extensión del cuerpo. Cosa que sólo los que amamos la fotografía podemos entender.
Te mando un abrazote por eso.

Y también te mando abrazos porque sí.
Muá :)

Espérame en Siberia said...

No podemos hacer que nos quieran. Tampoco podemos obligarnos a dejar de querer a alguien. Es una verdad terrible, pero es mejor vivir de certezas.

Te mando un abrazo inmenso. De esos profundos que inundan el alma y sus alrededores.
O un abrazo tan grande que lo abarque todo. Que nunca acabe.

Y, de pilón, un beso.

antonio said...

me gusta la foto.
s una pena perder casi el fetiche.
te sigo.
cuidate.