¡La extraño un chingo!

viernes, 24 de julio de 2009

Casi nunca me enojo, y cuando me enojo, casi siempre se me pasa rápido, y perdono aunque no me lo hayan pedido... Así son mis emociones, cambian rápidamente; puedo pasar de la tristeza a la euforia neurótica en instantes, y de la felicidad a la depresión.

Así me pasa con la ropavejera... Trato de controlar mis emociones como lo he hecho hasta ahora, pero desde que llego ella todo es diferente...

Antes si yo me sentía triste, me decía a mi mismo: “Este no es el estado de animo que busco” y procedía a tomar acciones; actividad física y música energética contra la tristeza, meditación y recogimiento frente a la euforia desenfrenada, y empezar a moverme para evadir la apatía.

La felicidad eufórica llega cuando veo a la ropavejera y se va disipando en el transcurso de un par de días, empiezo a extrañarla desde el momento en que dejo de verla, pero evito mostrarme necesitado, trato de no invadir su espacio, así que la dejo en paz; cuando han pasado un par de días y no puedo soportarlo más, le hablo:

ZuGab – ¡Hey! Vamos al Mama Rumba mañana.
R - No se si pueda, yo te hablo para avisarte si puedo...

Y ahi me entra la ansiedad, empiezo a malviajarme, y malviajarme en serio.
¿A quien ira a ver? ¿Por que no quiere venir conmigo? Etc.
Se pasa el día, no me habla, y crece la ansiedad... sigo malviajandome
No me quiere, ya lo sabia, pero ¿Como no pude verlo antes? soy un pendejo, es obvio, si nunca responde mis llamadas, si nunca contesta mis mensajes ¿Como pude pensar que tenia una oportunidad? Si ella quisiera conmigo ya andaría conmigo, bla bla bla Spiralling downwards

Luego, lo vuelvo a intentar:

ZuGab – ¡Hey! Me invitaron a X lugar ¿Vienes conmigo?
R - No se si pueda, yo te hablo para avisarte si puedo... (hasta copie y pegue la respuesta de allá arribita)

Entonces llega la depresión...
¿Por que? ¿Soy feo? ¿No soy deseable? ¿Mi platica es aburrida?
Terrible, terrible, me quiero morir, me siento menos que todos, me siento menos que la pulga de un perro callejero, menos que los microbios de la pulga de ese perro, todos los hombres son mejores que yo ¿Por que ella querría andar conmigo?

Quiero verla, decirle todo esto, que acabe con esto, que le ponga fin, que me diga si quiere andar conmigo, o que me mande definitivamente a la verga, pero que no me diga: “Necesito tiempo, estoy en un proceso, no estoy lista, no podría estar al 100% para ti”
Así que le marco ese mismo día otra vez, dos veces, no me contesta, esta ocupada, es obvio, pero ¿Por que no responde a mis llamadas? O sea, ve dos llamadas perdidas mías y ¿No se digna a mandarme un mensajito siquiera?

Y ya, la depresión se aposenta... Y luego llega la furia y le da unas patadas.
Mujeres hay un chingo, ni que estuviera tan buena, eso me pasa por clavarme con una, solo deberías buscar diversión, sal y hablale a una desconocida, y otras cosas.

Luego regresa la depresión.
No me merezco esto, merezco alguien que me quiera, alguien que me busque, alguien, alguien...

Y viene la resignación:
Bah, pues a la mierda, ya vendrá la que si me quiera de a deveras, la próxima vez que la vea la mando a la mierda definitivamente, yo voy a ser feliz sin nadie, soy bello, soy fuerte.

Y luego recapacito.
A ver pendejo, estas malviajandote por nada, ella no te ha dicho nada, y es tu culpa por no pedirle una respuesta directa ¿Como la vas a mandar a la mierda si ella ni sabe por que? Va a pensar que eres un imbécil, tienes que decirle, ademas, acuérdate de todas las veces que te ha dado luz verde, de cuando se ríe de lo que dices, de cuando te tiende su mano, y es tu culpa por hablarle todo malviajado, debes comportarte como si ya fuera tuya, como si no hubiera ninguna duda de que va a terminar contigo, debes asumir esto, debes creértelo, tienes que hacerlo parte de ti

Pero aun me malviajo, hoy se pusieron todos de acuerdo o no se, pero no paran de hablar de sus relaciones, de como es cuando conoces a los papas de ella, de como es cuando ellas conocen a los tuyos, de cosas compartidas y bla bla bla, y yo sigo solo, siento mucha curiosidad por descubrir todo eso que no conozco y luego siento desolación
¿Cuando llegara mi momento? ¡Cuantas cosas me faltan por vivir! Pero sigo solo, y no parece que eso vaya a cambiar ¡NUNCA! Entonces ¿Como voy a vivirlas?

Y ya, en esta fase estoy ahorita, y pensé, mejor lo escribo, igual y pasa algo, pero no pasa nada; mejor me doy un tiro, o me resigno totalmente, o me hago homosexual, o me lanzo a emborracharme hasta que una borracha se digne a cogerme, o blah...

3 Comments:

Espérame en Siberia said...

Queridísimo ZuGab:

Estas cosas son raras. No me atrevería a decir que son complicadas o sencillas, merecidas o no merecidas. Son raras.
Te entiendo perfectamente. Sé lo que sientes, cómo se siente estar a la deriva por alguien que tal vez ni siquiera se haya dado cuenta. Conozco esa desesperación y esas inmensas ganas que nos vienen a ratos de hacérselo saber.

Pero también sé, y esto lo descubrí apenas hace muy poco, que nada está escrito. Que no vale la pena torturarte con esas preguntas tan crueles.
Cometemos el error de convertir a esa persona en LA persona. Todo lo que haga o no haga, repercutirá en uno; lo que sienta y deje de sentir va a definir nuestro camino.
Y no vale la pena. Nadie merece eso.
Piénsalo.

Un beso.

Ángelus said...

bro, bro....bechitos...ya te digo, que te digo? vamos a oaxaca un rato...

Marie said...

ZuGab.

He leido detenidamente tu relato es exactamente lo que estoy viviendo y en algún momento emplee las mis palabras , extraño demasiado a ese hombre que me dio oportunidad de acercarme a él y sentirme ralmente bien, me siento otra persona desde que lo conocí empecé a escuchar toda esa música romántica que siempre me pareció cursi siii cursi y decir cosas que normalmente no digo...