Err...

lunes, 20 de julio de 2009

Siempre. Siempre me resulta sumamente grato encontrarme con personas que no veo hace más de medio año, por que todos invariablemente mencionan que estoy más delgado...

Me resulta difícil concebirme como una persona no gorda, ya que en mi día a día no noto la diferencia, únicamente cuando veo fotos de mi mismo hace medio año, es que me doy cuenta de los kilos de menos.

Es entonces cuando entiendo, el asombro que reflejan los rostros de las personas con las que me reencuentro.

Amo, adoro, los breves instantes iniciales en los que sus miradas me encuentran, puedo notar, como hacen esfuerzos por recordar quien es la que persona que observan, hasta que una expresión de asombro ilumina sus rostros... Si debo haber cambiado mucho, ya son varias las ocasiones en que no soy reconocido a la primera.

Todos, todos, durante muchos años de mi corta vida me vieron gordo y dejado, ya no soy aquel, ni en cuerpo... ni en mente...

2 Comments:

Espérame en Siberia said...

¡Ya somos dos! A mí, en lo que va del año, ya van varias personas que se sorprenden al verme (sobre todo si tiene mucho de no encontrarnos) porque he cambiado muchísimo. Desde el peso, hasta el corte de pelo.
Claro que esto del peso, en mí, ha sido distinto a tu caso. Porque yo antes vivía obsesionada con eso. Y por eso no bajaba nada. De verdad. Comía muy mal y como era una fijación ya muy extrema de mi parte, siento que mi cuerpo lo resentía.
Así que un buen día del año pasado dije: ¡basta! y he empezado a comer de todo y a comer MUCHO. El resultado ha sido unos 10 u 11 kilos menos y yo estoy que no me lo creo :)

¿Tú cómo es que has logrado cambiar?

Besos.

ZuGab said...

!Yo si comia un monton¡ cuando vivia con mi madre, hacia tres comidas al día, cada una de ellas enorme, y no hacia nada de ejercicio, no me importaba mi apariencia fisica, cuando vine a Chilangolandia mantuve ese mismo ritmo...
Entonces, despues de todo un drama, que esta registrado en este blog empezando por ahi de Nov 2008, decidi reformar totalmente la manera en que me alimentaba, le corte a los carbohidratos demasiado refinados, cambiandolos por los menos procesados que dan energía durante más tiempo, mantengo mi consumo de proteinas a un minimo, tratando de ingerir más fibra, también reduje el tamaño de mis porciones, haciendo más comidas al día, a veces no ceno, principalmente por que me di cuenta que perturbaba mi sueño, y empece a correr todas las mañanas. En fin, cambie mi estilo de vida a uno más saludable.
Y asi fue, aun no alcanzo mi peso ideal, pero si se compara con hace un año, es dramatico el cambio.
Y tienes razón, gran parte del cambio, es tener la mentalidad correcta, yo tampoco me preocupo mucho por los kilos, sino en como me siento; me canso menos, tengo más energía, etc. aun que claro que me encanta como me veo ahora.