Malditos bots

martes, 9 de febrero de 2010

Me he encontrado con un par de comentarios spam en este su blo’, así que para evitar eso, he decidido activar la verificación humana, hontou ni sumimasen.

En serio, ¿Habrá tanto tránsito hacia este sitio como para que los bots se molesten en poner publicidad acerca de “alargamiento del pene”? Whatever.

Mientras tanto, un update en mi no tan emocionante (pero si muy ocupada) vida.

Llevo semanas batallando duramente contra la procrastinación, para estudiar y prepararme bien para presentar mi examen de ingreso a la Escuela Nacional de Artes Plasticas de la UNAM, deséenme suerte, por favor, y manden todas las buenas vibras que tengan ¡Faltan menos de dos semanas! Eso significa que prácticamente he pasado cada noche recluido, estudiando, he dejado de bailar y de ir al gimnasio. Ni modos, han de hacerse algunos sacrificios.

Voy a estudiar otra carrera, la que siempre quise estudiar. Que si, que hay muchísimos diseñadores ya, para que queremos uno más, que si, que habiendo tanta competencia te será difícil encontrar chamba, que para qué, si estas perfectamente bien, tienes mucho trabajo sin siquiera buscarlo, y pa que moverle sin tener la certeza de que tendrás mucho trabajo. Todo esto me llega, y me hace pensar que chingados estoy haciendo, si no debería mejor concentrarme en comprarme un lindo departamento, un carro chido, y casarme y hacer algunos chamacos, podría hacerlo, podría hacer todo eso, dedicarme a vivir una vida recolectando cosas bonitas y viajar de turista. Y si quiero, pero tengo claro que quiero esto más, hacer de mis pasiones mi trabajo, que si no hago esto ahorita, viviré frustrado y amargado el resto de mi vida, y descargare esa amargura en mi familia. Y si lo veo así, entonces no tengo otra opción en realidad.

Estaré muy ocupado, ocupado, ocupadísimo, ya que trabajare y estudiare, y eso me lleva a lo siguiente.

S, ella…

Hace unas semanas, le pedí que fuera mi novia.
Y esa fue la primera vez que le pregunte a alguien: “¿Quieres ser mi novia?”.
Oh su rostro era un poema después de que se lo pedí, se veía tan confundida, no sabía que contestarme… Y eligió su libertad en vez de tenerme solo para ella, y la bese, me dejo besarla, y me beso.

Me dijo: “tú también vas a estar muy ocupado, y no vas a tener tiempo para mi, las novias necesitamos tiempo”.

No dije nada entonces, pero pienso que es cierto. Me pregunto si tengo tiempo para una novia, digo, apenas tengo tiempo de nada ahorita, y una vez empiece a estudiar, tendré aun menos tiempo libre. Y la verdad es que no sé qué hacer, yo tengo fe en que se puede hacer, después de todo, S, también tiene muchos proyectos que quiere concretar, y no tenemos por qué ser de esas parejas que se la pasan pegados todo el tiempo ¡Si se puede! ¡Si se puede! ¡Si se puede!...

Pero S hace tambalear mi determinación…

Y así es como están las cosas actualmente, el trabajo va bien, por si se preguntaban, pero pues blah, es de esas temporadas en que el trabajo parece fluir sobre sí mismo como la miel. No problemo.

2 Comments:

Espérame en Siberia said...

Todas mis mejores vibras, cariño. Muchísimo éxito en tu examen, y en tu relación :D

Muchos besos.

Ángelus said...

porquè estudias tanto? Si yo pase ese exàmen, tu porquè no? Es para los chamacos, tu solo lee el periòdico y estudia español, que es tu coco. Èxito, la suerte no la necesitas.

y a S.....ya dale una nalgada, en la unam hay varias más :D

Bechitos!